0

¿Que tan real soy? Historia de una chica.

¿Que tan real soy?

Saben, desde que era niña supe que algo en mí no era como las demás niñas. 


Desde que recuerdo mis compañeras del preescolar se volvían locas por los niños, pero ¿Yo?, yo no.



Recuerdo que tan solo con cinco años, yo ya había dado mi primer beso y fue con una niña, con mi mejor amiga “Mariana”, comencé a sentirme atraída por ella, lo que mis amigas veían en los niños, yo lo veía con ella, pero... tenía cinco años, ¿Qué tan real podría ser?




Sin embargo yo seguía yendo a su casa al salir del preescolar, y escondiéndome debajo de su cama con ella, hasta que le conté a mi mama que yo tenía novia, después de eso no volví a ver a Mariana.


Entré a la primaria, seguía en la misma situación, mis compañeras de primaria vueltas locas por los niños del salón, ¿Y yo?, yo seguía igual, sin fijarme en los niños, pero quedando con la boca abierta al ver a las niñas de otros salones, pero… tengo siete años ¿Qué tan real podría ser?


Iba en segundo de primaria, pasaba todos los recreos con “Pamela”, al salir de la primaria iba a su casa, nos recostábamos en su cama, viendo al techo y un día su abuela nos vio, hablo con mi mama… Y me cambiaron de escuela, no volví a ver a Pamela.


Nueva primaria, tenía ocho años, no conocía a nadie, no le hablaba a nadie, me sentía sola y rara, ¿Por qué me habían cambiado de escuela?, comencé a faltar, no me gustaba esa primaria, así fue todo mi tercero y cuarto de primaria.




Otro cambio de escuela, más sola que nunca, al menos en mi otra primaria tenía amigos, ahí no tenía nada, pasaba mis recreos sola, comiendo mi almuerzo viendo a las niñas saltando la cuerda, a los niños corriendo en el patio, pero hay una niña, “Karla”, ella es la única que es linda conmigo, casi no hablábamos en la escuela porque sus amigas la molestan, ya que yo era la “rara”, no le hablaba a nadie y es que siempre he sido penosa para ello, me quedaba con ella en la salida, jugando, pero otra vez mi mama vio algo, y de nuevo, me cambiaron de escuela.

Al ser tan repentino el cambio yo tendría que repetir quinto año, era una escuela en la que varios de mis vecinos y vecinas iban, ya los conocía así que no sería tan difícil. Esa vez me propuse ser diferente, a ser como mis amigas, total, tenía diez años. Entre a esa escuela, todo estuvo bien, tenía amigas y amigos, y yo seguía viendo a mis amigas con novio y yo… Yo sigo igual, no les veo el chiste, pero repito tenía diez años y pues ¿Qué tan real podría ser?

Un día la directora me llamo, para decirme que mi director pasado me cedió el pase a sexto grado, y no tenía por qué repetir año, ese mismo día me llevaron al salón de sexto grupo “A”, la maestra al parecer era linda, todos eran amables, pero ahí había una niña, “Alexia”, era con la que mejor me llevaba, hasta que un día, en pleno salón de clase se me ocurrió darle un beso en la mejilla, solo fue eso, pero me acuso con su mama y ella era era mi ex maestra de quinto, así que pidió mi cambio de salón, ya se venían las vacaciones de navidad, así que mi cambio seria regresando.






Pasaron las vacaciones, y yo estaba en otro salón, sexto “B”, había rumores de mí, que yo era “Diferente”, cuando estábamos en preescolar había un niño, “Cristian”, que según él estaba enamorado de mí, yo lo veía y no sentía nada, pero bueno, si me hacia su novia esos rumores se irían, así que, si en mis primeros días en sexto “B” yo ya tenía novio.

Yo me seguía juntado en los recreos con mi grupo de amigas de sexto “A” hasta que me dijeron que ya no podíamos seguir juntas porque la maestra les había prohibido a todos de ese salón hablarme ya que yo era mala influencia, no le conté a nadie porque no quería que supieran lo que había pasado. Al pasar el tiempo, se empezaron a preguntar porque me habían cambiado de salón, así que una de mis  “amigas” le pregunto a la maestra del grupo “A”, y le conto todo pero distorsionado, así que ya era la “Rara” de la escuela, yo tenía novio, pero él era el mejor amigo de esa “amiga”, así que me termino, y empezó mi pesadilla…

Comenzaron a tratarme muy mal, empujarme, tirarme los botes de basura, insultarme, de todo, lo soporte por medio año, total, ya era lo que faltaba para entrar a la secundaria, pasaron esos meses y por fin entraría a la secundaria, pero antes debía ir a el propedéutico de la secundaria, y ahí, ahí me propuse a cambiar lo que me había pasado, con tener novio, así que anduve con el primer chicho que me lo pidió, nos llegamos a besar, pero sentí asco, no sé, no me gustó nada, al entrar a clases normales lo termine y anduve con otro chico, creía que si yo no estaba con alguien de mi genero opuesto los demás hablarían, pero pasaron meses, y conocí a un chico, el comenzó a hablarme, pero… él no era como los demás chicos que yo conocía, él se comportaba como una chica, comencé a tratarlo y comenzó a gustarme, y cuando estaba con él, mi mente pensaba que estaba con una chica, y bueno, su forma de ser y comportarse ayudaba mucho, comenzamos a andar, aun no olvido el primer beso, y pffff, no, no me gusto, anduvimos tres meses y en ese tiempo cuando el intentaba besarme bien yo me alejaba, no me gustaba, lo único que aceptaba eran besos pequeños, de esos rápidos.



De alguna manera, después de terminar pasaron muchas cosas, cosas malas entre él y yo, mentiras y cosas que se le parecen, pero yo seguía aferrada a él, a que no podía dejarlo, creí estar enamorada, era lo más normal en mi cabeza, llegamos a regresar y yo… yo le fui infiel, con una chica con la que hablaba y me gustaba, incluso él se llegó a dar cuenta.



Termine con él y comencé a salir, pero con chicas, cuando estaba con una chica me sentía cómoda, si las besaba me gustaba, y no me daban ganas de alejarme.
Paso mi primer año de secundaria, en el segundo año me declare bisexual, así podría estar con chicas y bueno, solo me verían como desubicada pero también podría estar con un chico, en mi cabeza eso era no mentirme a mí y a los demás con respecto a que me gustan las niñas, y también no me verían mal ya que “también me gustan los chicos”.

Paso mi segundo año de secundaria y yo a pesar de que besaba chicos, y tenía uno que otro novio, no me gustaban, con el único chico que podía estar era con el que anduve tres meses, “Carlos”, así que después de un año y algo, el seguía enamorado de mí, y pues yo sentía algo de cariño, pero no amor, así que regrese con él, al entrar a tercero de secundaria él y yo habíamos vuelto yo me esforzaba en que todos creyeran en que nosotros éramos la relación perfecta, pero yo sabía que no lo era, pasaron meses, y bueno, en esos meses de relación intente que él me gustara por ser el un hombre, sin tener eso en mi cabeza de “Imagina que es una chica” cada vez que yo estaba con él, llegue al punto de tener relaciones con él, pude evitarlo, además de que fue prematuro para mí, me dio asco, no me gusto, me sentí mal conmigo misma, después de eso, pasaron días y terminamos, ahí me puse a pensar, yo no estaba aferrada a él por amarlo, estaba aferrada a él porque era el único que con los demás verían como una chica cualquiera, “ella y su novio” no un “ella y su novia” con un tono raro,  estaba aferrada a que él era el que me hacía sentir como una niña normal.




Después de eso salí con una chica, esa relación no funciono así que seguí saliendo, conociendo, exclusivamente chicas, y no me sentía como un chico, mal e incómoda, pero decidí el último intento de convencerme que quizá, solo quizás podría gustarme un chico, pero no, y no tengo algo en contra de los hombres, tengo amigos y los amo, pero no de una forma de pareja.










Y llego a este punto, escribiendo esto para recapitular mi vida, y llegar a lo que lleva años en mi mente.












Cuando me hablan de hacer mi vida con mi esposo y mis hijos, digo sí, pero no con un hombre, con lágrimas en los ojos, con mis sentimientos a flor de piel, con algo de miedo, es hora de dejar de engañarme, soy diferente.



Y me pregunte, ¿Qué tan real podría ser?... Muy, muy real….



















By: Cristian Dubon 

¿Que tan real soy? Historia de una chica. Reviewed by Cristian Dubon Bolaños on 15:25:00 Rating: 5
All Rights Reserved by Click Bit © 2015

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.